Está por culminar la COP21 y América Latina es la región más preocupada por el cambio climático
09.Dec.2015

Durante las próximas dos semanas, los líderes y representantes de 195 países se estarán reuniendo en la Cumbre del Clima (COP21), un encuentro del que se espera que surja un acuerdo que involucre a todos los participantes y en el que manifieste su compromiso en tomar acciones que frenen el cambio climático. La COP21 inició el pasado lunes 30 de noviembre, en una París aún tensa por los ataques terroristas ocurridos hace casi tres semanas.


Laurent Fabius, Ministro de Asuntos Exteriores y Desarrollo Internacional de Francia , destacó tres condiciones para que el acuerdo que surja en la COP21 sea exitoso: 1) movilizar a los líderes de Estado y de gobierno, 2) obtener y recopilar compromisos de actores no gubernamentales y 3) alcanzar un acuerdo global que sea ambicioso, justo, duradero, dinámico, balanceado, que sea obligatorio en un marco legal y asegure mantener la temperatura del planeta por debajo de los 2°C.


COP21 y Latinoamérica


Al igual que Laurent, el presidente de Perú, Ollanta Humala, instó a los negociadores a realizar acuerdos ambiciosos y equitativos, con acciones de mitigación progresivas y verificables. Por su parte, el mandatario de Ecuador, Rafael Correa, hizo un llamado al libre acceso a las tecnologías de mitigación e instó a la creación de una Corte Internacional de Justicia Ambiental.


Según una encuesta realizada, a propósito de la COP21, América Latina es la región del mundo que más se preocupa por el cambio climático. En el estudio, realizado por Pew Center, participaron unas 45.000 personas en 40 países y los resultados mostraron que un 74% de los latinoamericanos considera el cambio climático como un problema muy serio. Este resultado es contrastante con el obtenido para Estados Unidos y China, las dos naciones que más emiten gases de efecto invernadero en el mundo, donde sólo un 45% y un 18% de los ciudadanos indicaron preocuparse por el cambio climático,


Para el presidente de República Dominicana, Danilo Medina Sánchez, la mayor preocupación reside en la responsabilidad histórica que aún recae en los países más desarrollados, y que aquellas naciones con economías emergentes deberían empezar a cumplir su rol en la comunidad internacional. Una opinión secundada por la brasileña Dilma Rouseff, quien subrayó que lo que logrará la efectividad del acuerdo de París será el reconocimiento de responsabilidades comunes pero diferenciadas.


Colocando la equidad de género de relieve, Michelle Bachelet, jefa de gobierno chileno, declaró que, al ser las mujeres víctimas y, a la vez, parte de la solución al cambio climático, es necesario que se busque la inclusión de género en los países para asegurar una justicia climática.


Evo Morales instó a la COP21 a dirigir las atenciones al capitalismo, que enfatizó como la razón del origen del cambio climático. Por su parte,  el mandatario mexicano Enrique Peña Nieto, quien presidió la sesión de la tarde del lunes, subrayó que su país fue la primera nación en vías de desarrollo en enviar una INDC, instando a los delegados presentes a recordar que en la COP21 "se está decidiendo qué calidad de vida queremos para el siglo XXI".


A pesar de participar con un significativo 0.8% de las emisiones de CO2 mundial, Venezuela no ha tenido el mejor desempeño durante las conversaciones de la Cumbre de las Partes de este año. Arribó a la COP21 sin haber presentado una INDC y ha reiterado que no presentarán una propuesta hasta saber qué aportarán las naciones más ricas al tratado en París. Por su parte, la canciller de la República, Delcy Rodríguez, planteó la necesidad de llevar "un nuevo modelo ecosocialista para salvar la humanidad" y especificó que el país está consciente de un nuevo paradigma, por lo que cuenta con el 5to objetivo del Plan de la Patria.


A pesar de las diferentes opiniones, a las 3pm, el pasado viernes 4 de diciembre se dió a conocer el primer borrador del "Acuerdo de París". Está cerca, pero no es el documento final. El presidente COP Laurent Fabius señaló que hay una evolución positiva en las negociaciones, y que el texto se esfuerza por reflejar los compromisos que están surgiendo: