El venezolano Jon Paul Rodríguez ganó el premio Whitley Gold Award por su excepcional compromiso con la conservación
02.May.2019

 

Un conservacionista venezolano que ha rescatado de la extinción a la población de cotorras cabeciamarillas, también conocidas como cotorras margariteñas, ganó el prestigioso Gold Award del Whitley Fund for Nature.
Jon Paul Rodríguez, presidente de la organización conservacionista Provita, recibió este 1° de mayo el premio de manos de la princesa Ana del Reino Unido en la Royal Geographical Society. Este premio reconoce el trabajo incansable de Rodríguez y el equipo de Provita durante tres décadas en la protección de las cotorras margariteñas de la caza furtiva y la pérdida de hábitat en la Isla de Margarita, la isla más grande y biodiversa del Caribe venezolano.
El apoyo del Whitley Fund for Nature (WFN) es crucial en un momento en que la crisis social y económica en Venezuela está forzando la conservación a un segundo plano.
Rodríguez es uno de los fundadores de Provita, una organización sin fines de lucro que a lo largo de 32 años ha trabajado para proteger no solo a la cotorra margariteña, sino a toda la vida silvestre en peligro de extinción en Venezuela.
En el caso de la cotorra margariteña, Provita trabaja junto a las comunidades, propietarios de terrenos privados y las autoridades locales para combatir la caza furtiva y restaurar el hábitat natural. Han desempeñado un papel clave en la lucha contra el comercio ilegal de la cotorra y trabajan con las comunidades locales para desafiar la tradición cultural de mantener a estas aves carismáticas como mascotas. Jon Paul ganó su primer Whitley Award en 2003 por este trabajo y ha recibido varias subvenciones adicionales de WFN desde entonces.
"En lo personal y profesionalmente, el apoyo de WFN contribuyó enormemente a aumentar mi visibilidad internacional y a proyectarme en el campo de la conservación global", dijo Rodríguez.
La intervención de Rodríguez y el equipo de Provita ha sido fundamental en la recuperación de la población de cotorras cabeciamarillas. Desde que Provita comenzó su trabajo, la población en vida silvestre en la isla de Margarita casi se ha triplicado, pasando de 650 loros a alrededor de 1.700 en la actualidad. El año pasado, el proyecto logró que 126 pichones de cotorras volaran libres, el número más alto en la historia del proyecto. Las actividades de protección de los nidos se llevan adelante en terrenos de Arenera La Chica - Hato San Francisco desde hace 30 años.
Sin embargo, en otros lugares de su área de distribución, las cotorras margariteñas han disminuido e incluso se han enfrentado a la extinción local, lo que hace que el Plan de Acción para la Conservación de toda la especie sea un próximo paso crítico.
En 2016, Jon Paul fue electo presidente de la Comisión para la Supervivencia de las Especies de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), convirtiéndose en la primera persona no nacida en Europa o América del Norte en ocupar este cargo. Este influyente rol coloca a Rodríguez en una posición única para convocar a expertos, entre ellos ganadores de Whitley Awards, que prueban nuevos enfoques a nivel local y contribuyen a la conservación internacional de especies y la política ambiental.
Edward Whitley, fundador del WFN, dijo: "El trabajo de Jon Paul ha sido crucial para cambiar la situación de la cotorra cabeciamarilla. Él ha trabajado con las comunidades locales durante más de 30 años y ha liderado a su equipo con compromiso, mientras su carrera se ha fortalecido de forma continua. El comercio ilegal de vida silvestre es uno de los desafíos más urgentes que enfrentamos en el siglo XXI, y Jon Paul y su equipo de Ecoguardianes en Provita son un faro de esperanza en la misión de proteger a las especies en peligro de extinción".
En la ceremonia también fueron reconocidos seis conservacionistas con los Whitley Awards, quienes recibirán fondos para apoyar su trabajo para conservar algunas de las especies y hábitats naturales más amenazados del planeta. El premio está acompañado por un aumento en la visibilidad de estos profesionales, que ayuda a los ganadores a aprovechar nuevas conexiones y levantar más fondos.
Los ganadores del Premio Whitley 2019 son:
-Caleb Ofori-Boateng: refugio crítico para la rana resbaladiza de Togo, Ghana.
-Nikolai Petkov - Humedales al borde: la conservación del ganso de pecho rojo, Bulgaria.
-Vatosoa Rakotondrazafy - MIHARI: un movimiento de la sociedad civil para salvaguardar los recursos marinos, Madagascar
-José Sarasola - El águila del Chaco: un ícono para la conservación de la fauna semiárida, Argentina
-Wendi Tamariska - Protección de los orangutanes y las selvas tropicales a través de medios de vida sostenibles, Indonesia (Borneo)
-Ilena Zanella - Santuario fortalecido para el tiburón martillo festoneado, Costa Rica.
El ganador del Whitley Gold Award 2019 es:
-Jon Paul Rodríguez: un plan de acción para la cotorra cabeciamarilla (cotorra margariteña).
Un conservacionista venezolano que ha rescatado de la extinción a la población de cotorras cabeciamarillas, también conocidas como cotorras margariteñas, ganó el prestigioso Gold Award del Whitley Fund for Nature.

Jon Paul Rodríguez, presidente de la organización conservacionista Provita, recibió este 1° de mayo el premio de manos de la princesa Ana del Reino Unido en la Royal Geographical Society. Este premio reconoce el trabajo incansable de Rodríguez y el equipo de Provita durante tres décadas en la protección de las cotorras margariteñas de la caza furtiva y la pérdida de hábitat en la Isla de Margarita, la isla más grande y biodiversa del Caribe venezolano.

El apoyo del Whitley Fund for Nature (WFN) es crucial en un momento en que la crisis social y económica en Venezuela está forzando la conservación a un segundo plano.

Rodríguez es uno de los fundadores de Provita, una organización sin fines de lucro que a lo largo de 32 años ha trabajado para proteger no solo a la cotorra margariteña, sino a toda la vida silvestre en peligro de extinción en Venezuela.

En el caso de la cotorra margariteña, Provita trabaja junto a las comunidades, propietarios de terrenos privados y las autoridades locales para combatir la caza furtiva y restaurar el hábitat natural. Han desempeñado un papel clave en la lucha contra el comercio ilegal de la cotorra y trabajan con las comunidades locales para desafiar la tradición cultural de mantener a estas aves carismáticas como mascotas.

Jon Paul ganó su primer Whitley Award en 2003 por este trabajo y ha recibido varias subvenciones adicionales de WFN desde entonces.
"En lo personal y profesionalmente, el apoyo de WFN contribuyó enormemente a aumentar mi visibilidad internacional y a proyectarme en el campo de la conservación global", dijo Rodríguez.

La intervención de Rodríguez y el equipo de Provita ha sido fundamental en la recuperación de la población de cotorras cabeciamarillas. Desde que Provita comenzó su trabajo, la población en vida silvestre en la isla de Margarita casi se ha triplicado, pasando de 650 loros a alrededor de 1.700 en la actualidad. El año pasado, el proyecto logró que 126 pichones de cotorras volaran libres, el número más alto en la historia del proyecto. Las actividades de protección de los nidos se llevan adelante en terrenos de Arenera La Chica - Hato San Francisco desde hace 30 años.

Sin embargo, en otros lugares de su área de distribución, las cotorras margariteñas han disminuido e incluso se han enfrentado a la extinción local, lo que hace que el Plan de Acción para la Conservación de toda la especie sea un próximo paso crítico.

En 2016, Jon Paul fue electo presidente de la Comisión para la Supervivencia de las Especies de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), convirtiéndose en la primera persona no nacida en Europa o América del Norte en ocupar este cargo. Este influyente rol coloca a Rodríguez en una posición única para convocar a expertos, entre ellos ganadores de Whitley Awards, que prueban nuevos enfoques a nivel local y contribuyen a la conservación internacional de especies y la política ambiental.

Edward Whitley, fundador del WFN, dijo: "El trabajo de Jon Paul ha sido crucial para cambiar la situación de la cotorra cabeciamarilla. Él ha trabajado con las comunidades locales durante más de 30 años y ha liderado a su equipo con compromiso, mientras su carrera se ha fortalecido de forma continua. El comercio ilegal de vida silvestre es uno de los desafíos más urgentes que enfrentamos en el siglo XXI, y Jon Paul y su equipo de Ecoguardianes en Provita son un faro de esperanza en la misión de proteger a las especies en peligro de extinción".

En la ceremonia también fueron reconocidos seis conservacionistas con los Whitley Awards, quienes recibirán fondos para apoyar su trabajo para conservar algunas de las especies y hábitats naturales más amenazados del planeta. El premio está acompañado por un aumento en la visibilidad de estos profesionales, que ayuda a los ganadores a aprovechar nuevas conexiones y levantar más fondos.

Los ganadores del Premio Whitley 2019 son:
-Caleb Ofori-Boateng: refugio crítico para la rana resbaladiza de Togo, Ghana.
-Nikolai Petkov - Humedales al borde: la conservación del ganso de pecho rojo, Bulgaria.
-Vatosoa Rakotondrazafy - MIHARI: un movimiento de la sociedad civil para salvaguardar los recursos marinos, Madagascar
-José Sarasola - El águila del Chaco: un ícono para la conservación de la fauna semiárida, Argentina
-Wendi Tamariska - Protección de los orangutanes y las selvas tropicales a través de medios de vida sostenibles, Indonesia (Borneo)
-Ilena Zanella - Santuario fortalecido para el tiburón martillo festoneado, Costa Rica.

El ganador del Whitley Gold Award 2019 es:
-Jon Paul Rodríguez: un plan de acción para la cotorra cabeciamarilla (cotorra margariteña).


Visite
https://whitleyaward.org/winners/a-range-wide-plan-for-the-yellow-shouldered-parrot/, para más información.